Medicina integrativa de la salud mental

La Medicina Integrativa surge a finales del siglo XX en los Estados Unidos como respuesta a un cambio de valores, de filosofía y de estilo de vida. En 1997 se creó la primera especialización en Medicina Integrativa en la Universidad de Arizona. En los estudios se observó que la aplicación de los tratamientos naturales y técnicas menos invasivas, si era posible, generaban menos costes y más eficiencia. En Europa, en 2010 se puso en marcha el estudio CAMbrella, financiado por la Unión Europea y en colaboración con 16 universidades de 12 países, para valorar el estado de las Medicinas Alternativas y Complementarias y se puso en evidencia que el 67% de la población europea utilizaba estos abordajes.La Medicina Integrativa utiliza las terapias apropiadas, tanto convencionales como complementarias, para eliminar los obstáculos que impiden la acción curativa innata del organismo y, al mismo tiempo, fortalecer los procesos de autoregulación.En salud emocional y mental, la Medicina Integrativa reivindica la necesidad de acoger el sufrimiento de las personas más allá de las categorías diagnósticas, aunque las utilicemos para encuadrar. Reconoce la importancia del cuerpo, de las emociones, de nuestro discurso, de la dimensión sociopolítica, espiritual y comunitaria. Es un abordaje centrado en el empoderamiento de la persona para comprender, aceptar y gestionar su propia experiencia.

Evaluación

Una evaluación de Medicina Integrativa en Salud Mental se realiza en una o varias sesiones e incluye herramientas diagnósticas complementarias y alternativas que el médico haya integrado en su práctica, como por ejemplo una Historia Clínica especializada y pruebas complementarias adecuadas a cada caso (analítica de sangre, RX, TAC, ECG, ECO). Si es necesario, se realiza una valoración energética, test de kinesiología y se revisan los hábitos de alimentación para potenciar la nutrición cerebral.

Tratamiento

La Medicina Integrativa en Salud Emocional y Mental complementa el tratamiento psicológico ayudando a la persona a procesar las emociones, a reducir síntomas como la ansiedad, si está siendo incapacitante o desbordante, y a equilibrar el estado de ánimo de una manera holística.Este tratamiento también es aplicable en el ámbito de las adicciones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies