Integración del Ciclo Vital es un nuevo método  que reestructura e integra las redes neuronales basándose en la capacidad innata del sistema cuerpo-mente de curarse a sí mismo.ICV conecta las sensaciones corporales con la imaginación activa facilitando de este modo la integración neuronal y una rápida curación.Nuestro cerebro se desarrolla de forma interactiva respondiendo al ambiente que vivimos durante la infancia temprana. Si ese ambiente es hostil, es decir, un ambiente de trauma y/o desatención, se crean patrones defensivos que continúan siendo operativos en el presente y a veces estas respuestas automáticas las vemos como desproporcionadas y obsoletas. Nos avergonzamos de ellas pero no podemos evitarlas, puesto que nacen de nuestro inconsciente. La integración del ciclo vital trabaja precisamente para modificar esos patrones conductuales tan disfuncionales de una forma amable.Durante la ICV la persona produce y ve una película de su vida. Al finalizar la terapia con ICV puede “re-escribir” el guión de su vida de una forma diferente, siendo capaz de reaccionar ante situaciones estresantes con mayor coherencia y con respuestas más funcionales. Asimismo, se experimenta una subida de autoestima considerable y se nota una disminución de la ansiedad que lo trajo a terapia.ICV ha demostrado una gran eficacia no sólo en los trastornos de ansiedad y de estrés postraumático sino también en los relacionados con el apego, la conducta alimentaria, de tipo psico-somático y disociativo.
Después de varias sesiones de Integración del Ciclo Vital, los pacientes manifiestan que disfrutan la vida y se aceptan mejor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies