Ansiedad

La ansiedad podría ser definida como una anticipación de un daño o una desgracia futura, acompañada de una serie de respuestas fisiológicas, cognitivas y conductuales. Es una señal de alerta que advierte sobre un peligro inminente y nos permite tomar las medidas necesarias para enfrentarnos a esta amenaza.

Es importante entender la ansiedad como una sensación o un estado emocional normal en respuesta a diferentes situaciones cotidianas estresantes.

Cuando la sintomatología ansiosa no nos permite funcionar de una manera saludable, hablamos de ansiedad desadaptativa.

Las causas de los trastornos de ansiedad no son totalmente conocidas, pero están implicados tanto factores biológicos, como ambientales y psicosociales. Es conveniente estar atentos a nuestro propio cuerpo, que nos suele dar el aviso de que algo no va bien.

¿Cuáles son los síntomas?

Palpitaciones
Taquicardia
Dificultad respiratoria
Boca seca
Sudoración
Mareos, náuseas
Agitación, temblores
Tensión muscular, bruxismo
Falta de control
Inseguridad
Excesiva preocupación
Conductas de evitación
Falta de concentración
Hiperactividad
Insomnio
Falta de apetito
Atracones
Caída del cabello
Eczemas en la piel

¿Qué se suele pensar?

Creo que me ahogo, no puedo respirar y parece que mi corazón está muy acelerado.
Noto mi boca seca.
No paro de sudar.
Siento mis músculos agarrotados.
No consigo estar quieto.
Últimamente me cuesta mucho dormirme y me despierto muy cansado.
Estoy muy preocupado, creo que algo malo puede pasarme.
Me preocupo demasiado por las cosas.
Estoy empezando a evitar ciertas cosas y sitios.
Me siento inseguro y con falta de control.
Si sigo así, tan irritable voy a perder mi trabajo.
No voy a presentarme, no soportaría fracasar.
He perdido el apetito.
No puedo parar de comer.
Últimamente me cae mucho el pelo.
Noto que mientras duermo aprieto mucho los dientes.

Si se trata a tiempo, evitaremos...

Asustarnos y pensar que algo malo nos está sucediendo.
El distanciamiento de nuestros seres más queridos.
La pérdida de nuestras relaciones sociales. Sentirnos aislados.
Abuso de sustancias tóxicas.
Problemas en nuestra conducta alimentaria.
Complicaciones con otros trastornos (Depresión, TCA, Fobias, Estrés)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies